Bultos de macho en el autobús


.
Las carreteras y las simples avenidas siempre son el clóset perfecto para los machos que andan calientes y con ganas de morder almohada o soplar nucas. Machos, por autodefinición. Machos que  tampoco pueden soñar con una vida junto a otro macho porque simplemente les parece aberrante.